Padre Fernando Pascual, L.C.

Congregación Legión de Cristo

 

 

 

Bioética

Iglesia

Familia

Reflexiones Espirituales

Temas de actualidad

Testigos del amor de Dios

Valores

 

Mensaje de la semana 

 

Textos confusos, textos claros

 

Ideas enrevesadas, palabras difíciles, expresiones ambiguas, fórmulas complicadas, afirmaciones a media, negaciones reversibles... Estamos ante un texto confuso. ¿Qué quiso decir el autor con estas líneas?

Ideas claras, transparentes, comprensibles, con un lenguaje asequible y con frases en las que se distingue claramente entre lo que se afirma y lo que se niega. Así da gusto leer un texto...

No resulta fácil explicar por qué algunos escriben con una oscuridad confusa y otros con claridad amiga.

Algunos actúan de un modo o de otro porque dependen de los libros que han tenido entre sus manos. Si estudiaron textos claros, tenderán a ser como sus maestros.

Otros tienen en su mente y en su corazón dudas y confusiones que les impiden llegar a aclararse. Su texto refleja la oscuridad que llevan dentro.

Ocurre que algunos textos confusos encierran un tesoro. Muy escondido, pero no por ello menos precioso. Da pena, en estos casos, que algunos se alejen del texto porque no lo entienden.

Otras veces textos claros y comprensibles envuelven una dosis no pequeña de veneno. Con simplificaciones y sentencias contundentes y asequibles presentan un análisis que parece aceptable, aunque esté profundamente equivocado.

Lo ideal sería reunir, en un texto, el amor a la verdad, la seriedad de la investigación, la lógica bien elaborada, y un lenguaje comprensible para la mayoría.

Es un ideal estupendo, pero muy difícil de alcanzar. Tan difícil que el mundo está lleno de textos sencillos o complicados llenos de mentiras, o de otros textos también sencillos o complicados y llenos de verdades.

Mientras, un nuevo libro ha caído en mis manos. Intuyo un mensaje válido, pero las frases están teñidas de fórmulas rebuscadas y palabras crípticas.

Otro texto ha sido escrito de manera más digerible y sencilla. Tal vez no será publicado por alguna universidad amante de lenguajes muy especializados, pero esperamos que encuentre modos concretos para llegar a la gente y así promover verdades buenas y presentadas de modo claro y asequible.